LOS EMPRESARIOS DEL TRANSPORTE ANDALUZ LOGRAN PARALIZAR EL CONCURSO PÚBLICO DE RUTAS DE TRANSPORTE ESCOLAR EN ALMERÍA

FEDINTRA, la Federación Independiente del Transporte de Andalucía, junto a ASATRAVI (Asociación Almeriense de Transporte de Viajeros en Autobús) han logrado la suspensión cautelar del concurso público que, sobre rutas de transporte escolar, había publicado este verano la Agencia Pública Andaluza de Educación dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en Almería.

Los servicios jurídicos de FEDINTRA impugnaron la licitación de ‘Servicio de transporte escolar en los centros docentes públicos de la provincia de Almería’, basando su recurso especial en materia de contratación en que no existían criterios objetivos para interrumpir una prórroga como la que ahora rige este tipo de rutas. Las prórrogas son parte de las adjudicaciones y contratos públicos y tienen una duración prevista de dos años; solicitando una suspensión cautelar que, en caso de proseguir el desarrollo administrativo del concurso, podría perjudicar seriamente los intereses de las empresas recurrentes, en caso de que sus alegaciones fueran admitidas.

“Era totalmente contradictorio que el año pasado se prorrogara el contrato en las mismas condiciones en que este año se saca a concurso, por lo que es inexplicable la aceptación de la prórroga que se produjo el año anterior”, comentó Antonio Vázquez, presidente de FEDINTRA.

La Agencia Pública Andaluza de Educación alegó al Tribunal de Recursos Contractuales que esta prórroga era resultante de unos “dilatados plazos que el presente expediente ha consumido desde que se notificaran las necesidades del servicio (…) y que se puso en marcha con el objetivo ineludible de que el próximo 10 de septiembre de 2019 estén formalizados los contratos públicos con sus nuevos adjudicatarios”.  

El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía ha resuelto que esta suspensión cautelar, prevista en todos los procedimientos administrativos, es totalmente aplicable; precisamente para asegurar la eficacia de la resolución del conjunto del proceso, con todos los recursos existentes; además de que es necesario el análisis exhaustivo de más pruebas documentales que garanticen el correcto desarrollo del trámite. Y sobre todo, que en ningún momento se pone en riesgo el interés general que supone un servicio de transporte escolar gratuito, porque no haya nuevos contratos ni nuevas adjudicaciones. Para ello están vigentes unas prórrogas totalmente legales y previstas en los contratos anteriores. 

EL CONCURSO FOMENTA UN SERVICIO DE MENOR CALIDAD

FEDINTRA, por tanto, aplaude esta suspensión cautelar y espera que la resolución final sea la anulación definitiva del concurso; para licitar uno nuevo que cuente con el consenso del sector. En el estudio del Recurso sometido al criterio del tribunal de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, éste tendrá que resolver en las cuestiones de fondo como la valoración del “sistema a tanto alzado”, que fije una base económica del sistema tarifario acorde a la situación y exigencias actuales; la planificación de rutas; los informes de los órganos de inspección y un uso más eficaz de los fondos públicos.

Con la actual concurso de transporte escolar impugnado, las consecuencias negativas no son solo económicas para las empresas, con una disminución de servicios que provocará la extinción de contratos de trabajo, tanto en conductores como en monitores de las rutas; sino que la agrupación de las distintas rutas en lotes más grandes obligará a transportar conjuntamente a niños de primaria y secundaria, que tienen diferentes horarios y necesidades, afectando enormemente a los usuarios. La reducción prevista en las rutas es de nada menos que el 30%. 

Con la evolución en la calidad del servicio que ha experimentado el transporte de viajeros por carretera en Almería y Andalucía en los últimos años, “nadie puede entender que se retroceda de esta manera, sin analizar la voz de los profesionales y de los centros escolares y padres. El sector del transporte escolar en Almería cuenta con unas 40 empresas, que aglutinan más de 1.500 trabajadores y 1.100 vehículos y que, con una facturación de 40 millones de euros, es clave para la economía de la provincia y si no se llega a paralizar el concurso, hubiera afectado sensiblemente a todo el sector”, asegura José Alonso, representante de FEDINTRA en Almería. 

“Además la convocatoria del concurso en plena época estival, sin aviso previo y de forma sorpresiva, ha provocado tener que aportar las garantías económicas extras para poder licitar. Este hecho, ha obligado a las empresas a pedir en algunos casos préstamos personales, y a sacrificar la tesorería de la empresa ya que dada a la celeridad del concurso no se han podido tramitar los avales bancarios necesarios para poder concursar en la licitación, y esto ahora ¿quién nos los repone?”, se pregunta el representante de los empresarios del transporte en Almería, José Alonso.